dijous, 11 de febrer de 2016

La scala regia del palazzo Farnese a Caprarola

El Palacio Farnese de Caprarola fue construido entre 1555 y 1575, tanto  su arquitectura renacentista como su ciclo pictórico Manierista reflejan el poder y  la manera de vivir de la Corte Pontificia de los Farnesio.  El Cardenal Alejandro el joven (1520-1589) encargó la obra al arquitecto Jacopo Barozzi da Vignola (1507-1573).
























 Este capricho culminó el deseo de inmortalizar la memoria de los Farnesio. Cabe destacar la magnífica escalera caracol llamada“Escalera Real” que gira en 30 par de columnas, el patio circular desarrollado en dos niveles y 13 salas con riquísimos frescos en la primera planta .

10 comentaris:

  1. Sin duda un monumento a la vanidad y egolatría, un despilfarro social condenable, pero una herencia para el espíritu.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Eso que dices es una tontería, peor es invertir en armamento.
      Saludos.

      Elimina
  2. Cuando contemplo estas impresionantes obras me maravillo y me escandalizo por los costes que que debieron suponer...

    Saludos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bueno tal vez te escandalizas, debido a la contaminación de los últimos acontecimientos que estamos viviendo...
      Por la misma regla de tres, el Prado es un derroche
      Seguro que discrepas... SALUDOS.

      Elimina
  3. No creo que el Arte deba baremarse en dinero, si en sensaciones, olores, gusto; pero claro ... es una utopía.
    Jodidamente bello Vicino.

    P.D. ¿Cómo va la ordenación jardinera?

    ResponElimina
  4. Cuanta razón llevas...
    Respecto a la jardinería estamos en ello.
    SALUDOS.

    ResponElimina
  5. Una magnifica muestra de medida, elegancia, armonia, color y lujo. Un abrazo amigo.

    ResponElimina
  6. Hermoso material. Excelente fotografía! Gracias viajó a Italia en octubre esta vez no podré ir a este sitio pero lo tendré en cuenta para próximo viaje. Gracias de nuevo felicitaciones por el blog. Mariela Montevideo Uruguay

    ResponElimina
  7. Viva la egolatría, comparto con Marcos totalmente y recibo con gusto la herencia espiritual. Gastar en arte es conservar la belleza en el espacio y en nuestro espíritu. El arte reivindique lo que reivindique nos eleva y nos aparta de la violencia. El dinero: hace posible el mantenimiento del patrimonio artístico? Bienvenido entonces. Nada mejor invertido si llega a todos principalmente los jóvenes.

    ResponElimina