dimecres, 28 de maig de 2014

La falsa perspectiva de Borromini


Palazzo Spada, construido en el siglo XVI por Giulio Merisi, un siglo después de su construcción, el Cardenal Bernardino Spada compra el Palacio y contrata a Borromini para su restauración.

La asombrosa galería diseñada por Borromini tiene 9 metros de largo, aunque parece tener casi 40. El efecto se consigue con la progresiva reducción de todos los elementos: no sólo se estrechan las paredes, sino que se eleva el suelo y disminuye la altura de la bóveda. La escultura que se ve en el jardín del fondo tiene en realidad 60 cm., aunque al espectador le parece de tamaño natural.
El efecto fue creado siguiendo estrictamente las leyes ópticas, y para ello Borromini contó con la ayuda de un matemático.


Empire of the Eye: The Magic of Illusion 5/7 (NGA) - YouTube


11 comentaris:

  1. Un gran genio del Barroco. Los juegos de perspectiva y sus "trampantojos" eran la pasión de más de un arquitecto italiano. Todo venía del Renacimiento.
    Un saludo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Efectivamente era todo como un juego de malabarismo. SE ENGAÑA AL OJO.

      Elimina
  2. Se trata de un trampantojo bastante utilizado en escenografías teatrales. Es bastante fácil de proyectar, es cuestión de ir siguiendo las leyes de la perspectiva cónica. Con esto no quiero quitar mérito a Borromini, para mí es uno de los mejores arquitectos del barroco. Admiro muy especialmente su iglesia de San Carlo alle Quattro Fontane, un prodigio de tratamiento del espacio, una maravilla.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponElimina
  3. Así debe de ser, en cuestión de arquitectura creo que coincidimos sobre todo el la Capilla Pazzi,
    SALUDOS.

    ResponElimina
  4. Me he pasado cinco días viendo las maravillas de Borromini en Roma y sus disputas con las obras del gran Bernini y no deja de sorprenderme su capacidad para transformar cualquier espacio en algo inusitado y no previsible. Esas ondulaciones en las fachadas, esas curvas, esa transformación de las fachadas en espacios para el desafío y el dramatismo.
    Saludos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Que envidia, espero volver pronto a Roma y repasar todas las maravillas de esa ciudad.
      Saludos.

      Elimina