dijous, 5 de juny de 2014

Santa Maria dei Sette Dolori.

Este complejo monástico  no es muy conocido por muchos amantes de Roma, se encuentra en Via Garibaldi y  se accede por una gran puerta que da a un patio interior. 
La culminación de S. Maria dei Sette Dolori se retrasó varias veces y la fachada de la iglesia quedó sin terminar.
.




5 comentaris:

  1. Me gusta mucho leer este blog, porque su blog es muy útil para mí
    cara memikat hati wanita jarak jauh

    ResponElimina
  2. La fachada en este estado actual, tal como quedó sin revestimiento, me parece muy interesante, creo que con un revestimiento de piedra y con las molduras correspondientes podría presentar un problema de composición importante, sobre todo en lo referido a la proporción entre vacíos y llenos. Estoy convencido sin embargo, que otros arquitectos más capacitados podrían encontrar una solución eficaz y plausible que ahora yo no alcanzo comprender.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponElimina
  3. Borromini en estado puro en la composición pero ese aire inconcluso y como de fortaleza revela otras manos o quizas la falta de ellas.
    Saludos

    ResponElimina
  4. A mí me resulta fascinante en este estado. Me gustaría saber si hubo más intervenciones que las de Borromini

    ResponElimina